¿Puedo hacer testamento en una servilleta?

Quizá muchos de vosotros penséis que la única forma de otorgar testamento es acudir al notario. Pues bien, respondiendo a la pregunta, nuestra legislación nos permite otorgar testamento en un papel sin acudir al notario. A esta posibilidad se le llama testamento ológrafo, pero ojo no todo el mundo puede realizarlo y para que sea válido, tiene que cumplir una serie de requisitos,  lo cuales se regulan en los artículos 688 a 693 del Código Civil, y son los siguientes:

  1. Debes ser mayor de edad.  Se trata de una excepción a la regla general, contenida en el artículo 663 Código Civil  que permite otorgar testamento a los mayores de 14 años
  2.  Deberás redactarlo íntegramente a mano, no podrás dictarle a nadie para que te lo escriba.
  3. Basta con cualquier hoja de papel, ya sea a cuadros, pintado a rayas, o una servilleta.
  4. Para que sea válido deberás indicar la fecha, día, mes y año, es es importante puesto que solo tiene validez el último testamento que se otorgue. No se exige que se consigne la hora.
  5. Si durante la redacción te equivocas y tienes que tachar, al terminar la redacción del testamento tendrás que indicar dicho error y firmarlo. Esta prevención se hace para evitar que después a su redacción sea modificado por otra persona.
  6. Si eres extranjero podrás redactarlo en tu idioma.
  7. Por último, una vez hayas terminado de redactarlo tendrás que firmarlo

Si bien este testamento puede sacarte del paso en alguna situación, no está exento de problemas:

Para que el testamento así realizado surta efecto, es necesario que alguien lo encuentre, y confiar que no sea destruido por alguien a quien no le interese.

Una vez esto, el que lo encuentre deberá presentarlo ante el Notario del lugar donde el fallecido tuviera su última residencia para que lo protocolice, una vez citados los familiares del otorgante, si los hubiere y compruebe la autoría del mismo y todo ello de conformidad con la Ley del Notariado.

El plazo para la presentación ante notario es de cinco años después de la muerte del testador, si bien aquella persona que lo tenga en su poder, deberá presentarlo ante notario en los diez días siguientes a que tenga conocimiento del fallecimiento del testador.

Nuestro consejo, es que por mucho que la ley permite esta posibilidad lo mejor es que otorgues testamento ante notario y te asesores por profesionales, puesto que de lo contrario puedes correr el riesgo que el testamento así otorgado nunca salga a luz, ya que puede ser destruido por aquella o aquellas personas a quien no les interesa o favorezca, sea invalidado al no cumplir los requisitos legales o bien cumpliendo los mismo establezcas cláusulas o disposiciones que sean contrarias a nuestra legislación y el testamento acabe no sirviendo de nada.

Además de lo anterior, los herederos verán incrementados los trámites a los que deben hacer frente, puesto junto a los comunes, deberán ocuparse de la protocolización del testamento para que este tenga validez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.